Todas las entradas de: Iker Osaba

Que no daría yo…

Que no daría yo…

porque estos 8 años hubiesen sido diferentes.
porque hubieses estado con nosotros ayudándonos en las decisiones.
porque hubieses estado aquí cuidando de nosotros como siempre.
porque pudieses conocer al nieto que viene en camino.
porque pudieses ver como ha crecido a tu hija.
porque hubieses estado ahí cuando nos hemos caído y nos ha tocado volver a empezar.
porque hubieses celebrado tantas cosas con nosotros.

…por tenerte aquí hoy.

8 años ya sin ti… ez zagoz, baina bai zure arnasa.

lagrima

6 años han pasado ya

Ya seis años sin ti, siguen pasando los años y aun esa herida sigue sin cerrarse y creo que en verdad no habrá un día en que se cierre y cure. Seis años sin contar con tus consejos, tus “tonterías”, tu mal humor, sin verte…

Han cambiado muchas cosas desde la última vez que te vi en esa cama del pabellón Ampuero de Cruces, tumbado sin poder levantarte, sin poder hablar con tu familia y amigos, seis años desde que te vimos marchar, 6 años desde que la parroquia de san francisquito se quedo pequeña para albergar a tanta gente que quería despedirte, seis años en los que nunca te hemos sentido lejos.

Cada día son múltiples las cosas que te traen a mi recuerdo, la canción que compusiste para el concurso de bilbainadas, anécdotas que vienen a la cabeza al caminar por el barrio, recuerdos que revivo al ver a algún conocido, la cadena que me dejaste y que cada noche se me clava en el brazo… recuerdos que siempre me traen una sonrisa a la cara, xq te han arrancado de nosotros, pero tu recuerdo siempre será alegre. Siempre quedará en mi cabeza cuando con seis años me enseñabas a decir que los del Real Madrid eran unos cerdos, cuando íbamos a casa de Baskofar a la txerriboda y te escaqueabas a la minima que podías, los domingos de huevos con chorizo en Artxanda o cuando contabas las batallitas de cuando eras pequeño y te dedicabas a volar el muro del colegio con dinamita…

Si algo aprendí de ti es que la vida hay que afrontarla, vivirla y sobre todo a mantener la alegría y el espíritu alto, hoy hace seis años que no te vemos, pero no ha pasado ni un solo segundo sin que pensemos en ti, ni un segundo sin una sonrisa por todo lo que nos has dado.